Saltar al contenido
Especies Marinas

Erizos de mar

Erizos de mar

Características de los erizos de mar.

Los erizos de mar (Echinoidea) son equinodermos en forma de globo que tienen un esqueleto externo cubierto por placas calcáreas unidas entre sí, articulando púas móviles (sus «espinas»)

Se sabe que han estado presentes en el planeta desde hace más de 200 millones de años y han formado parte de la alimentación humana desde hace  ya mucho tiempo.

Pueden llegar a medir entre 3 y 18 centímetros, ya que dependerá mucho de la especie. Su coloración puede ir de tonos negros muy obscuros a tonos violetas y/o verdes.

Si bien su forma principal es de globo, también existen algunas especies de erizos de mar que puede ser de forma oval e incluso planos.

¿Cómo nacen los erizos de mar?

El erizo de mar, como muchas otras especies marinas, se reproducen liberando sus espermatozoides (en el caso de macho) y huevos (en el caso de la hembra) en el mar, la fecundación se realiza de manera externa.

Para que la fecundación pueda llevarse a cabo, entra en juego algo llamado quimiotaxis. El cual consiste en que el huevo segregue un químico para que el esperma sea atraído y pueda llevarse a cabo la fecundación.

¿Los erizos de mar son venenosos?

Si bien no todos los erizos de mar son venenosos, muchos de ellos sí lo son, sin embargo, el tratamiento que se debe de dar a la picadura de un erizo de mar es muy similar.

El veneno de un erizo de mar provocará un dolor agudo en la zona afectada, además de un entumecimiento del miembro herido. Las espinas del erizo de mar seguirán desprendiendo veneno hasta que sean retiradas, por lo que es importante tratar éstas picaduras de manera inmediata.

Hay algunas espinas que pueden llegar a romperse y acercarse más al hueso o alguna articulación, lo que aumenta considerablemente el riesgo de una lesión más delicada.

¿Qué come el erizo de mar?

Contrario a lo que muchas personas pudieran creer, el erizo de mar es herbívoro. Se alimentan principalmente de algas.

En diversas ocasiones pueden comer peces diminutos que han muerto y caído al fondo del mar.

Muy pocas especies de erizos de mar son depredadores.